Los futuros
del trabajo

Parte 1: Acerca del diseño de futuros.

Acerca del diseño de futuros

El pasado mes de julio tuve la suerte de asistir al curso de diseño de futuros organizado por la escuela de innovación H2I Institute e impartido por Jorge Camacho, experto consultor en diseño estratégico y prospectiva.
La experiencia no pudo ser más satisfactoria, descubrí una disciplina apasionante que integraba perfectamente mis estudios universitarios de Historia y Humanidades, mi carrera profesional como diseñador y mi tremenda afición por la tecnología, el futuro y la ciencia-ficción. De manera un poco casual, como pasan algunas de las mejores cosas en la vida, había descubierto una disciplina que parecía hecha a medida para mí.

Bien, pero ¿qué es el diseño de futuros?

El diseño de futuros básicamente es una disciplina que pretende unir metodologías de design thinking y prospectiva estratégica, no con el objetivo de predecir el futuro, sino más bien se trata de un ejercicio especulativo que busca abrir una reflexión crítica acerca de sus implicaciones. Se habla de diseño de futuros, en plural, porque existen multitud de caminos, algunos más verosímiles y otros menos creíbles aunque preferibles. La función del diseño de futuros es tratar identificar estos futuros preferibles para que desde el presente podamos poner los medios que nos acerquen lo máximo posible a esos escenarios idóneos.

La metodología para describir esos posibles escenarios consiste en:

1. Detectar señales de cambio

Debemos mantener los ojos abiertos, constantemente surgen nuevas cuestiones políticas, sociales, económicas y tecnológicas que pueden suponer un cambio en el curso de los acontecimientos. Estos hitos son pequeñas unidades de cambio que con el paso del tiempo pueden ganar fuerza, amplificarse o anularse entre sí.

2. Analizar tendencias

Cuando una fuerza de cambio experimenta un movimiento claro y perdurable en el tiempo tenemos una tendencia. Debemos estudiar como evolucionan para poder hacernos una idea de su comportamiento en el futuro.

3. Identificar incertidumbres

Muchas señales y tendencias son entre sí contradictorias, abriendo ante nosotros diferentes caminos igualmente válidos. Estas incertidumbres nos ayudan a plantear hipótesis que darán lugar a los distintos escenarios.

4. Diseñar Escenarios

Basándonos en esas hipótesis podemos ponernos a describir los diferentes escenarios. Es recomendable el uso de la narrativa, ponernos en la piel del escritor de ciencia-ficción, ya que nos ayuda a empatizar y hacer más tangibles las diferentes posibilidades. También podemos construir prototipos que apoyen a esos escenarios y doten de mayor realismo a esos mundos imaginados.

Los futuros del trabajo

Durante los últimos meses he estado recopilando noticias, leyendo numerosos informes y analizando tendencias que han dado como fruto cuatro pequeños relatos sobre el impacto de las nuevas tecnologías en el mundo del trabajo. En los próximos días iré publicando estas historias que tienen como objetivo ayudarnos a reflexionar y debatir sobre las diferentes posibilidades que se abren a nuestro paso.
Espero que disfrutéis del viaje, nos vemos de vuelta en 2019, y recordad la primera ley de Dator: “No podemos predecir el futuro porque no existe”

Seguimos en la parte 2: Incertidumbres y escenarios