Un vino de reyes y una fuente de la que fluye el vino

Irache

Irache es uno de los vinos más emblemáticos de Navarra, y su bodega, fundada oficialmente en 1891, es porbablemente la más antigua de la comunidad. Sus viñedos se encuentran junto al Monasterio de Irache, uno de los conjuntos monumentales más importantes de la comunidad foral y cuyos orígenes datan del S.X.

Ya desde la Edad Media, los vinos que elaboraban los monjes benedictinos del monasterio eran muy valorados por la familia real del Reino de Navarra y su situación en el Camino de Santiago hizo muy popular este vino entre los peregrinos que buscaban calmar su sed y hacer un alto en el camino. Como homenaje estos peregrinos, en los años 90 del siglo pasado se construyo una fuente de vino en la que cada día fluyen 100  litros de vino joven para los caminantes. Esta fuente de vino es la única que encontraremos en todo el Camino de Santiago.

Como consecuencia de un reposicionamiento de la marca Irache era necesario una actualización de su identidad que pudiera transmitir todos estos atributos que lo convierten en un vino único en el mundo.

Créditos:

Agencia — Mimética

https://www.youtube.com/watch?v=7liK_pCUJUk

La cruz de Santiago es un elemento muy presente en la identidad de Irache y que busca transmitir su vinculación histórica con el camino.

El león rampante, símbolo heráldico de la familia fundadora de las bodegas y que conecta la marca con su noble cuna.

La fuente del camino, 

La tipografía del logotipo ha sido editada a medida para transmitir la exclusividad de un vino excepcional y se han introducido ciertos ajustes inspirados por la caligrafía de los manuscritos miniados medievales elaborados por los monjes del monasterio.